Con su ejecución se espera mejorar la calidad de vida de las familias beneficiarias, a través de un aumento en el volumen de la producción.

Se realizó esta mañana en Colonia Rural Nueva Esperanza de la ciudad de Neuquén la entrega de un certificado por el desembolso de 2.469.945 pesos para el fortalecimiento organizacional y productivo que comenzó a concretar la Asociación Civil Feria Agro Artesanal Kom Topayiñ. Los fondos provienen del Proyecto de Desarrollo Rural Incluyente (Proderi), y el trabajo con la asociación involucra a técnicos de la subsecretaría de Producción y de la secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial de Neuquén (SAF).

La iniciativa beneficia a 18 familias que producen animales de granja, hortalizas, plantines y artesanías, y el objetivo es aumentar los índices productivos valiéndose de capacitaciones y un fondo rotatorio que permitirá incrementar la producción de hortalizas y reacondicionar el salón de usos múltiples.

Del acto participaron miembros de organizaciones de la zona y de la comisión de la asociación, junto a técnicos y funcionarios del ministerio de Producción e Industria, encabezados por el titular de la cartera, Facundo López Raggi.

Con respecto a esta propuesta, el ministro señaló que “hay varias familias que están trabajando desde hace un tiempo en forma conjunta y gracias al Proyecto de Inclusión Socio Económica para Áreas Rurales (Pisear) de Nación hemos podido destinar casi 2,5 millones de pesos que se van a destinar a un fondo rotatorio para darle fortaleza a las actividades que se realizan, y para reacondicionar el lugar donde se hacen las ferias y capacitaciones, lo permitirá continuar el crecimiento que están teniendo”.

“Es un orgullo poder acompañar a estas personas, en su mayoría mujeres, que hace años se radicaron en la meseta cuando estaba vacía”, comentó López Raggi, y agregó que por esa razón “este acompañamiento tendrá un impacto directo en sus actividades, relacionadas con la huerta, la cría de animales menores y artesanías vinculadas a la elaboración de alimentos que comercializan en la feria con sus vecinos de la meseta”.  

Por su parte, la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, detalló que esta entrega de casi 2,5 millones de pesos “es una iniciativa más de las que se están ejecutando en toda la provincia y que están destinados a la producción, infraestructura, servicios y fondos rotatorios que realizan las todas familias de pequeños productores en zonas rurales. En total, en esta gestión, llevamos entregados más de 60 millones de pesos destinados a este sector, que benefician a más de 1.891 familias de toda la ruralidad neuquina”, indicó.

La presidenta de la asociación Kom Topayiñ, Mirta Mamani, recordó que cuando comenzaron “acá no había nada, después empezamos a hacer ferias y ahora tenemos una gran satisfacción porque estamos trabajando hace más de diez años. Nosotros también empujamos para conseguir el matadero, la escuela y el centro de salud, por eso es una gran alegría seguir avanzando con nuestros proyectos en la meseta”.

Yolanda Mansilla es una productora de la zona que hace artesanías e indicó que “esto va a mejorar muchísimo nuestras posibilidades, y sobre lo hacemos pensando en la juventud para que tengan una fuente de trabajo y que puedan continuar nuestras actividades acá”.

Acerca del proyecto

El proyecto fue aprobado mediante un comité en diciembre de 2018, y el monto total asciende a 2.469.945 pesos, emitido recientemente a través Proderi y, que a nivel local, es gestionado por la subsecretaría de Producción y a nivel nacional por la subsecretaría de Agricultura Familiar.

Todo comenzó con un grupo de mujeres que se fueron capacitando para comenzar a producir y dar vida a la feria en la zona de la meseta de Neuquén. En la parcela de la institución se construyó un salón de usos múltiples con esfuerzo propio, que debe terminarse. En esta zona se encuentran la mayoría de los edificios públicos: salita de primeros auxilios, Centro de Formación, Iglesia y matadero municipal.

Los sistemas de producción son principalmente porcinos y avícolas para la obtención de lechones y huevos. En segundo plano se encuentra la producción hortícola y de frutales, destinada principalmente al autoconsumo de las familias, y confección de artesanías.

Comercializan sus productos a través de ferias locales, donde comercializan pollos, capones, cartones de huevo, dulces, plantines de aromáticas y artesanías.

A nivel predial se espera que los sistemas de producción puedan mejorar la capacidad de adquisición de insumos productivos en los momentos críticos. En cuanto a la organización, se busca dar continuidad al proceso de autogestión de sus propios fondos otorgando poder de financiamiento interno para la compra de materiales e insumos. Se intenta también lograr la apropiación del espacio comunitario para incentivar a los más jóvenes al uso del mismo con actividades ligadas a capacitaciones, oficios, e inculcar la producción como forma de vida, transmitiendo experiencias.

A través de este proyecto se busca sentar las bases para luego instalar en el predio una Feria de la Colonia Rural Nueva Esperanza.

Financiamiento

El Proderi es financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Fondo Fiduciario Español, que se ejecuta en la provincia desde 2015 y ha dado continuidad a las acciones realizadas a través otros programas con financiamiento externo destinados al Desarrollo Rural.

En 2018 se aprobaron tres proyectos que involucran a 85 familias por un total de 6.289.879 pesos. De los 20 proyectos aprobados por el Proderi desde el inicio de este programa en Neuquén, cinco finalizaron su ejecución durante el primer semestre y otros cuatro durante el segundo semestre.

Además, diez proyectos se encuentran en e

provincia 2017 L

Dejar respuesta