Este fin de semana la organización TECHO en conjunto con los vecinos del asentamiento El Espejo realizaron la construcción de 4 viviendas semillas para las familias que deben relocalizarse para que el municipio de Cipolletti pueda continuar con las obras que permitirán la urbanización del barrio.

Desde el año 2016, los vecinos del barrio El Espejo y voluntarios de TECHO llevan adelante una Mesa de Trabajo, un espacio participativo periódico en el cual debaten sobre las problemáticas del barrio para luego planificar y llevar adelante proyectos que busquen mejorar la calidad de vida y de habitabilidad de la comunidad. A mediados de 2017, comenzaron articular con el municipio de Cipolletti dado que éste venía trabajando en la regularización del barrio. Por lo cual, se creó un espacio de trabajo entre los tres actores y se desarrollaron talleres, jornadas y capacitaciones con el objetivo de generar un proceso participativo y democrático de la urbanización del barrio.

En una primer instancia se trabajó con las familias que debían relocalizarse dado que el lote que actualmente habitaba, en el plano de mensura del proyecto de urbanización quedaba en espacio público y no se podrían realizar las obras de infraestructura para llevar los servicios. Por lo cual, durante el mes de mayo la Municipalidad de Cipolletti en conjunto con los vecinos y mediante la modalidad de autoconstruccion ejecutaron las plateas de material y en las próximas semanas – del mismo modo – construirán un baño de material para cada una de las familias. Este fin de semana la organización TECHO y los vecinos construyeron 4 viviendas semilla, las cuales cuentan con la particularidad de ser construcciones de carácter progresivo, lo que permite a las familias partir de un núcleo base el cual puede ser mejorado y ampliado a futuro.

“El proceso de integración urbana y social que se está llevando adelante en el barrio El Espejo significa un reconocimiento de derechos a los vecinos y las vecinas, que podrán acceder a todos los beneficios que tienen las ciudades. Principalmente, la posibilidad de contar con energía eléctrica, agua potable y cloacas. Cuestiones que son básicas, pero que todavía hoy en la provincia en Río Negro hay más de 10mil familias que no acceden. Además, demuestra la importancia de que estos procesos sean participativos y abiertos. Los vecinos de los barrios populares están organizados y dispuestos a trabajar para mejorar sus barrios. Es muy positiva la experiencia de trabajo conjunto que logramos con el municipio de Cipolletti, dada su apertura”, afirmó Belén Burgstaller, directora General de TECHO en Neuquén y Río Negro.

En las próximas semanas los vecinos se estarán mudando a sus nuevos hogares y se podrá avanzar a las próximas etapas de la regularización en las cuales se empezará a planear las obras para llevar los servicios al barrio.

ACERCA DE TECHO – techo.org.ar

TECHO es una organización de la sociedad civil que busca superar la pobreza en los asentamientos, a través de la acción conjunta entre voluntarios/as y vecinos/as. Cuenta con oficinas en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Chaco, Tucumán, Neuquén, Río Negro, Salta y Misiones.

Con la implementación de un modelo de trabajo enfocado en el desarrollo comunitario, la promoción de la conciencia y acción social y la incidencia en política, TECHO busca construir una sociedad justa, igualitaria y sin pobreza.

En Neuquén y Río Negro la organización está presente desde el año 2009 y lleva construidas 740 Viviendas de Emergencia, 178 niñas, niños y adolescentes que viven en asentamientos han participado en los programas de educación y 37 vecinos se han graduados en oficios.

provincia 2017 L

Dejar respuesta