La comisión de Hacienda y Presupuesto comenzó a tratar hoy el Presupuesto General de la provincia para el ejercicio financiero 2018. Para ello, el cuerpo que preside el diputado Sergio Gallia (Adelante Neuquén) recibió al ministro de Economía e Infraestructura de la provincia, Norberto Bruno; al subsecretario de Ingresos Públicos, Alejandro Monteiro y a la subsecretaria de Hacienda, Liliana Murisi; quienes estuvieron acompañados por técnicos de la cartera.

Bruno hizo hincapié en que el presupuesto elaborado se basa en el criterio de “prudencia” del ingreso de recursos y ejecución de gastos. Además, durante la exposición el ministro aseguró que la reciente reforma fiscal presentada por el Gobierno Nacional en el Congreso de la Nación “tiene un impacto neutro en la economía de la provincia”, según lo estudiado por los técnicos de la cartera, lo que nos dijeron y lo que hemos podido verificar”, dijo. En tal sentido, ejemplificó que si la provincia recibe quince mil millones en concepto de Ingresos Brutos bajo el actual esquema, con la reforma aprobada continuará recibiendo dicho monto; al tiempo que recordó que “cada jurisdicción tiene la autonomía para modificar estos tributos”. Además, en materia hidrocarburífera vislumbró un crecimiento del orden del 20% en la producción del gas.

Al hablar, los funcionarios detallaron que el presupuesto toma el valor del dólar a 16.4 pesos, una proyección de la inflación del orden del 15.7%  y un valor del barril del petróleo estimado en 56 dólares, lo que representa una disminución del 15% en relación al 2016 en el marco del acuerdo para la transición a precios internacionales del sector. Luego de detallar dichas variables macroeconómicas, el subsecretario Juan Monteiro aseguró que se trata de cambios “que han jugado desfavorablemente para la provincia, que hacen que el financiamiento para este año haya sido bastante menor a lo proyectado”.

Monteiro explicó que el esquema del presupuesto 2018 implica una proyección de ingresos por 58.420 millones de pesos y un total de gastos por 61.637 millones, lo que arroja un déficit del orden de los 3.216 millones de pesos. Al respecto, el ministro dijo que “el objetivo es disminuir la necesidad de financiamiento pero no podemos bajar fuertemente el gasto cuando casi el 60% es para personal”. El 96% de los ingresos son recursos corrientes, y el 4% restante se corresponden con recursos de capital. De dichos recursos corrientes, poco más del 50% corresponde a fuentes tributarias, con 30.91 millones de pesos, mientras que los no tributarios ascienden a 20 millones de pesos, de los cuales el 70% son aportados por regalías de gas, petróleo e hidroeléctricas.

En cuanto a los gastos, los funcionarios sostuvieron que el gasto en personal implica casi 35 mil millones de pesos, lo que representa el 56.3% del total de gastos. En relación a este ítem, Bruno dijo que el presupuesto contempla un incremento para el primer trimestre del año próximo, ocasión en la que se pronunció a favor del actual método de recomposición salarial con un incremento en función de los índices de inflación acumulados a trimestre vencido. En relación a la finalidad de los gastos, el 52.4% del total está orientado a servicios sociales por un monto total de $7.629 millones, dentro de los cuales el mayor monto se destina a educación con 18 millones (54%) y salud con 8.5 millones (27%).

Con relación a la producción hidrocarburífera, se prevé una producción diaria de petróleo de 16.2 mm3 –lo que implica una caída del 4% en relación al año anterior–, mientras respecto a la producción gasífera los funcionarios mostraron optimismo con una estimación en el presupuesto de una producción de 66,8 Mm3; es decir, un incremento del 20% comparado con el 2017, y una proyección de hasta 70 Mm3 día hacia fin del año 2018. El precio del barril de petróleo se fijó en 56 dólares, con una caída de -2% respecto del precio promedio 2017, en tanto el precio del gas se previó en 4.6 dólares el millón de BTU. Por regalías y canon extraordinario se calculan ingresos por casi diez mil millones por regalías gasíferas, casi cinco mil por las petrolíferas y por canon extraordinario 1.340 millones de pesos.

El ítem obra pública destinada a servicios sociales representa un 74% del total, con un monto de inversión del orden de los tres mil millones de pesos, de los cuales casi el 50% son fondos que se destinarán a vivienda y urbanismo, 22% a educación y cultura, 17% agua y alcantarillado y, finalmente, 14% para salud y saneamiento ambiental.

En materia de estructura de los recursos tributarios de origen provincial, el mayor caudal proviene del Impuesto a Ingresos Brutos, con poco más de 13.300 millones de pesos de recaudación proyectada (es decir un 86% del total). En tanto, Impuesto al Sello implicarán 1.490 millones y el Impuesto Inmobiliario, 743 millones de pesos. Por su parte, la tributación de origen nacional se distribuye de la siguiente manera: quince mil millones por impuestos nacionales, once mil millones y medio por coparticipación federal y 3,8 mil millones de pesos en concepto de régimen especiales.

Los funcionarios brindaron detalle además de los montos de las partidas a personal por jurisdicción en toda la provincia, cuyo mayor valor se aplica al Consejo Provincial de Educación con un monto total de 13 mil millones de pesos. En igual sentido explicaron la composición de los gastos de capital y la distribución de la obra pública por zona geográfica. En igual sentido, explicaron los montos en concepto de transferencias automáticas a gobiernos locales, con una previsión de 6.110 millones de pesos, de los cuales el 90% corresponden a la Ley de Coparticipación.

Al hacer consultas, los diputados del arco opositor coincidieron en cuestionar el elevado déficit que presenta el presupuesto, la ausencia de obras de importancia en materia de salud, educación, vivienda y cultura en distintos puntos de la provincia y la facultad delegada al Poder Ejecutivo de readecuar partidas.

El cuerpo retomará el debate en el seno de la comisión en los próximos encuentros, tal como lo habían acordado con anterioridad. Para el martes que viene se prevé la presencia de funcionarios del Tribunal Superior de Justicia así como también de autoridades de Cámara de la Legislatura provincial, a los efectos de que expliquen los respectivos presupuestos para el próximo año.

Estuvieron presentes los diputados Sergio Gallia, Carlos Sánchez, Eduardo Fuentes, Nanci Parrilli, Santiago Nogueira, Ramón Soto, Mariano Mansilla, Raúl Podestá, Oscar Smoljan, Claudio Domínguez, Carolina Rambeaud, Damián Canuto, Raúl Godoy, Patricia Jure, Mario Pilatti, Pamela Mucci y Maximiliano Caparroz.

provincia 2017 L

Dejar respuesta